North Sails LOFT NEWS

CONSEJO NORTH SAILS

Almacenar las velas durante el invierno requiere seguir ciertos criterios para evitar daños innecesarios.

📸 Ian Roman

En primer lugar, debemos asegurarnos de que están limpias y completamente secas, ya que la humedad supone un foco de problemas, especialmente por la generación de moho, manchas y el siempre desagradable olor a humedad. También resulta recomendable enrollarlas o plegarlas de manera diferente a como lo hacemos habitualmente para evitar que queden marcas de doblado.

Para su correcto almacenamiento, evitaremos la intemperie (y, en la medida de lo posible, el propio barco si no se estiba en tierra), buscando un lugar preferiblemente libre de frío extremo, sol directo y humedad, lejos del alcance de insectos y roedores, y evitando colocar objetos pesados encima. Estas medidas prolongarán la vida de nuestras velas. Ante cualquier duda, nuestro agente North Sails nos indicará la mejor manera de preservar nuestras velas hasta la próxima temporada.