North Sails LOFT NEWS

CONSEJO NORTH SAILS

El uso y el mantenimiento son dos de los principales factores que definen la vida de una vela.

📸 Michael Egan

Asegurarnos de que las velas son utilizadas en el rango de viento para el que fueron diseñadas garantiza su longevidad y, consecuentemente, mejora nuestra satisfacción y protege nuestra economía. Por ejemplo, dejar una vela izada en un chubasco durante 30 minutos equivale a 50 horas de crucero normal.

Resulta también imprescindible revisar las velas regularmente, lo que nos permitirá detectar pequeños problemas que tratados a tiempo evitarán grandes daños y costosas reparaciones. Y cuando la temporada llega a su fin, nada mejor que una visita al Servicio Oficial North Sails, donde los mejores expertos evaluarán la salud de nuestras velas y nos propondrán las mejores soluciones para prolongar al máximo su vida útil.